Planificación participativa para el desarrollo sostenible

Artículos de opinión




¿RÉQUIEM POR LA RESERVA DE RÍO BLANCO EN MANIZALES?

Por Gonzalo Duque Escobar*

Imagen1: Mural de la Reserva de Río Blanco, exaltando la obra de Conrado Gómez Gómez. Pintura del Maestro Luis Guillermo Vallejo, en Aguas de Manizales. Fuente Revista Civismo SMP
Con Tierraviva invadiendo el Anillo de contención de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco, los impactos por contaminación lumínica, afectación térmica y ruido, tres fenómenos de la “jungla de concreto” cuya intensidad varía con el inverso del cuadrado de la distancia, serían 100 veces superiores a los de Manizales sobre el frágil ecosistema, por ubicarse diez veces más cerca de la reserva. De ahí la necesidad de prevenir un ecocidio que se provocaría llevando con la urbanización Tierraviva una huella ecológica de 10 mil habitantes a la Zona con Función Amortiguadora ZFA o Anillo de Contención del bien que se protege.
Con este uso del suelo que desmantela la estructura de defensa de un área protegida, se compromete la función vital de Río Blanco como Reserva Forestal Protectora y área de interés ambiental de la Nación y de Manizales por las especies endémicas vulnerables y en peligro de extinción que resguarda y por los servicios ambientales que le entrega a Manizales, entre ellos el 35% del agua y la regulación climática e hidrológica de una subcuenca del Río Chinchiná.
Esta acción depredadora viola la Ley 388 de 1997 del ordenamiento territorial cuyos  Principios rectores en el Art. 2 consagran: “la función social y ecológica de la propiedad, la prevalencia del interés general sobre el particular, y la distribución equitativa de las cargas y los beneficios”; y también va en contravía del Decreto 2372 de 2010 relacionado con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, al desconocer las Determinantes ambientales Art. 19 y la Función Amortiguadora contemplada en el Art. 31.
Ver: Río Blanco: el legado de Conrado Gómez Gómez
***
La defensa de lo público
Imagen2: El Estado debe reintegrarle al Anillo de contención o ZFA de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco y Quebrada Olivares la función ecológica y social de la propiedad, para que se puedan amortiguar los impactos provenientes de Manizales sobre dicho ecosistema vulnerable y estratégico. Imagen: Estructura Ecológica de Manizales, elaborada por la Fundación Grupo HTM. Corpocaldas, Municipio de Manizales.
El Viernes 17 de Agosto de 2018 se celebró una importante Audiencia abierta convocada por el Procurador de la Nación, Dr. Fernando Carrillo, acompañado de su equipo de trabajo del Eje Cafetero y del Procurador de Tierras y Sostenibilidad para el Eje Cafetero, en el Auditorio de la Universidad Nacional sede Manizales, para tratar el conflicto de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco; allí, además de anunciar que el Ministerio Público, en uso de su función de intervención acababa de radicar una petición ante el Tribunal Administrativo de Caldas, solicitando de forma justificada celeridad en la acción popular que desde 2012 cursa en contra del proyecto urbanístico Tierraviva, también se escucharon las diferentes posiciones de diferentes actores sociales de Manizales, relacionadas con el conflicto de Río Blanco, una Reserva Forestal Protectora RFP abrigada por la Ley 2 de 1959 que la incorpora a la Zona de Reserva Forestal Central, por ser parte del corredor altoandino de la Cordillera Central al ubicarse dentro de la franja de 15 km de ancho por cada vertiente.
Aunque los estudios de Tierraviva amortiguando impactos de urbanismo en su propio predio estuvieran bien hechos, no son los pertinentes para licenciar el proyecto, ya que una Zona con función amortiguadora no tiene la función de amortiguarse a sí misma, sino la de servir de bisagra amortiguando los impactos de una fuente perturbadora externa-caso Manizales- sobre un bien amenazado contiguo que debe protegerse- el caso de la RFP de Río Blanco.
Ver: Río Blanco, cuna de vida
***
¿En contravía del interés general?
Imagen3: Anillo de contención o Zona con Función Amortiguadora ZFA de 700 metros de ancho para la RFP de Río Blanco, sugerido en el POMCA de la Cuenca del Río Chinchiná por la Fundación HTM en el estudio Articulación de ZFA de Áreas Protegidas – SIDAP Caldas de 2014.
Aunque claramente la Procuraduría señaló que ella no sólo reconocía el conflicto, sino que también interponía sus oficios para encontrar una solución concertada, esperaba conocer de las partes sus elementos para actuar bajo el imperio de la razón y los argumentos, buscando la prevalencia del interés general y no la polarización sobre el tema. A partir de entonces, disertaron: la Autoridad ambiental representada por Corpocaldas, los constructores exponiendo sus fundamentos jurídicos, el delegado del Concejo Municipal, la Secretaría de Planeación Municipal, y otros ponentes a nombre de ONGs y Colectivos urbanos, o desde la academia. Entre las ponencias presentadas por los convocados, ameritan mención hechos que también podrían dar mérito a la función sancionatoria del Ministerio Público, entre ellos la Modificación del POT de Manizales del 2001 en 2003, para declarar de uso urbano un predio rural con función amortiguadora vital para un área de interés ambiental de la Nación y de Manizales, al parecer sin cumplir los requisitos de Ley; la sustracción del Polígono que contiene dos predios, el de La Aurora y el de Betania, de la Reserva Forestal Central por parte del MADS en 2003 para permitir su urbanización, sin considerar los impactos socioambientales nefastos que esto podría generar al tratarse de “un volteo de tierras” que desnaturaliza la función de un Anillo de Contención o Zona con Función Amortiguadora ZFA, cambio en el uso del suelo de rural a urbano propiciado para otorgarle la plusvalía urbana a un particular a costa de los derechos bioculturales de un territorio estratégico y vulnerable.
Ver: Preservación Ambiental e Hídrica dentro de la Declaratoria del PCCC.
***
La coadyuvancia de la SMP
Imagen4: Urbanismo en La Aurora, usurpando el Anillo de Contención o ZFA que debería proteger la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco de los impactos generados por Manizales. Con el nuevo uso del suelo, al cambiar el microclima e interferir con el ecosistema de la microcuenca que alberga la RFP de Río Blanco, se altera localmente de forma permanente las funciones de amortiguamiento que demanda esta área de interés ambiental estratégica de Manizales. Imagen: La Patria, 2018
Y dado que la Sociedad de Mejoras Públicas SMP de Manizales, ente creado en 1912 para velar por los intereses comunes y el desarrollo sostenible de la ciudad, me honró como su delegado, permítame a continuación presentar unos puntos de vista consensuados con varios de sus integrantes para la coadyudancia de este ente cívico en el proceso, en defensa de los derechos socioambientales del territorio.
Como fundamento, un territorio debe ser entendido como una construcción social e histórica, por ser el resultado de las relaciones dialécticas entre dos sistemas complejos: el social y el natural. De ahí que las determinantes ambientales del Ordenamiento Territorial, deban reconocer dichos derechos, puesto que de lo contrario, en lugar de prevenir con el modelo de ocupación del territorio su fragmentación y la presión indebida sobre la estructura ecológica, contrario se modificarían la estabilidad de las cadenas tróficas y los ciclos biogenéticos, al alterase los ecosistemas con unas transformaciones que, en lugar de resultar ecológicamente sólidas y compatibles con la cultura, vulneran los derechos fundamentales a la vida, al agua, y al medio ambiente sano, y con ello los derechos del territorio.

Ver: Gobernanza forestal para la ecorregión andina. 

***

¿Y el clima qué?

Imágen5: Mapa Superior, IDEAM 2015. Mapa Inferior, Agendas de Cambio Climático Manizales – Caldas 2019. UAM-Corpocaldas.

Según los escenarios de cambio climático anunciados por el IDEAM (2015), en Caldas las mayores temperaturas se darán en el Magdalena caldense (+2,5°C), y las menores en la cordillera. Y en precipitaciones, los menores incrementos se darán en el Oriente (+10%) y los mayores en el Centro Sur y Norte, con máximos hasta del 40% en la vertiente alta cordillerana entre Manizales y Salamina. Ver imagen superior.

Y para el caso de Manizales de conformidad con la información de Corpocaldas, dada en las Agendas de Cambio Climático elaboradas con el concurso de la U. A. de M (2019), son:

TEMPERATURAS: habrá incrementos más intensos en el occidente que en el oriente del municipio, así: 2011-2040: hasta 1 °C. 2041-2070: hasta 1,8 °C.  2071-2100: hasta 2,4 °C.

PRECIPITACIONES: también habrá incrementos, que serán mayores en el oriente y menores en el poniente del municipio, así:

En 2011-2040: 21% a 40%, el mínimo afectando el 40% del municipio y el máximo afectando sólo un 20% al Oriente; en 2041-2070: 21% a 40%, el máximo incremento expandiéndose desde el Este hacia el poniente, ya cubriría la zona urbana de Manizales; y en 2071-2100: 21% a 40%, el mínimo afectando hacia el Oeste el 15% del municipio y el máximo afectando por el Este el 40% del territorio de Manizales. Ver imagen inferior.

Entonces, ¿qué hacer?: parte de la clave está en proteger las reservas forestales, y con ello prevenir la pérdida de regulación hídrica, sobre todo para mitigar el riesgo de abastecimiento durante la fase seca en temporadas de El Niño al degradarse las zonas de recarga de las fuentes de agua- caso las RFP de Río Blanco y de CHEC-, máxime cuando además estará de por medio la amenaza de flujos de lodo relacionados con deslizamientos y avenidas torrenciales en temporadas invernales con La Niña.

Ver: Laderas del Trópico Andino: caso Manizales

***

La función amortiguadora y determinantes ambientales en Áreas Protegidas

Imagen6: Reserva de Río Blanco en la Cuenca del Chinchiná, lugar donde se ocasionará, además de la pérdida irreparable de ecosistemas, mayor riesgo de suministro de agua y de ocurrencia de eventos hidrogeológicos extremos. Imágenes: Corpocaldas.

DECRETO 2372 DE 2010: Por el cual se reglamenta el Decreta Ley 2811 de 1974, la Ley 99 de 1993, la Ley 165 de 1994 y el Decreto Ley 216 de 2003, en relación con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, las categorías de manejo que lo conforman y se dictan otras disposiciones.

Art 19: DETERMINANTES AMBIENTALES. La reserva, alinderación, declaración, administración y sustracción de las áreas protegidas bajo las categorías de manejo integrantes del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, son determinantes ambientales y por lo tanto normas de superior jerarquía que no pueden ser desconocidas, contrariadas o modificadas en la elaboración, revisión y ajuste y/o modificación de los Planes de Ordenamiento Territorial de los municipios y distritos, de acuerdo con la Constitución y la ley. Conforme a lo anterior, esas entidades territoriales no pueden regular el uso del suelo de las áreas reservadas, delimitadas y declaradas como áreas del SINAP, quedando sujetas a respetar tales declaraciones y a armonizar los procesos de ordenamiento territorial municipal que se adelanten en el exterior de las áreas protegidas con la protección de estas. Durante el proceso de concertación a que se refiere la Ley 507 de 1999, las Corporaciones Autónomas Regionales deberán verificar el cumplimiento de lo aquí dispuesto.

Art 31: EI ordenamiento territorial de la superficie de territorio circunvecino y colindante a las áreas protegidas deberá cumplir una función amortiguadora que permita mitigar los impactos negativos que las acciones humanas puedan causar sobre dichas áreas. EI ordenamiento territorial que se adopte por los municipios para estas zonas deberá orientarse a atenuar y prevenir las perturbaciones sobre las áreas protegidas, contribuir a subsanar alteraciones que se presenten por efecto de las presiones en dichas áreas, armonizar la ocupación y transformación del territorio con los objetivos de conservación de las áreas protegidas y aportar a la conservación de los elementos biofísicos, los elementos y valores culturales, los servicios ambientales y los procesos ecológicos relacionados con las áreas protegidas. Las Corporaciones Autónomas Regionales deberán tener en cuenta la función amortiguadora como parte de los criterios para la definición de las determinantes ambientales de que trata la Ley 388 de 1997.

Ver: Por La Aurora, invocando el principio precautorio.

***

Cuestionamiento legal al proyecto

Imagen7: Plan Parcial de La Aurora y Área de Expansión de Manizales invadiendo la ZFA de la RFP de Río Blanco, objetada en el nuevo POT. Fuente, Centro de Estudios y Gestión de Derechos para la Justicia Espacial.

Abrirle paso en La Aurora a la “urbanización Tierraviva” para 10 mil habitantes colindando con la Reserva Forestal Protectora RFP de Río Blanco, transformando un área de interés ambiental estratégica de la ciudad y del país, a sabiendas de que urbanizar un predio que por Ley debe cumplir funciones de amortiguamiento, es desconocer los Fundamentos de la Ley 388 de 1997 sobre Ordenamiento Territorial, según la cual “el ordenamiento del territorio se fundamenta en los siguientes principios: “la función social y ecológica de la propiedad, la prevalencia del interés general sobre el particular, y la distribución equitativa de las cargas y los beneficios”; y también significa violar los derechos bioculturales de un territorio que alberga especies endémicas, vulnerables y en peligro de extinción, y que le provee servicios ambientales a Manizales, entre ellos el 35% de su agua y la regulación hídrica y climática de una subcuenca importante.

Pregunta la SMP: para cumplir con la función de amortiguar en dicho predio los impactos provenientes de Manizales, en beneficio de la Reserva Protectora, ¿puede la “jungla de concreto” en La Aurora, no generar ruido ni contaminación lumínica, no alterar las cadenas tróficas ni el microclima en el área que se protege?, y ¿puede capturar CO2 proveniente de Manizales y aportarle a la regulación hídrica mitigando la amenaza hidrogeológica, tal cual lo hace un bosque?, ¿Qué pasa cuando a pesar de las sentencias de nuestra Corte Constitucional frente al derecho ambiental, prima el interés del Mercado?

Ver: Plusvalía urbana para viabilizar el POT de Manizales.

***

¿Y el Estado qué?

Cuadro de especies en riesgo de extinción Fuente: Plan de manejo de la RFP de Río Blanco. Corpocaldas.

A lo anterior se añade que, al haberse sustraído de la gran Reserva Forestal Central de Colombia los predios La Aurora y Betania ubicados en el Anillo de contención o ZFA de la RFP de Río Blanco en 2013, para ser urbanizados satisfaciendo el interés particular a costa del frágil ecosistema que debe ser protegido y de los servicios que le provee a la ciudad, también se ha vulnerado la Constitución Política en su Artículo 1, donde se establece la prevalencia del interés general sobre el particular, y en el  Capítulo 3, el De los derechos colectivos y del ambiente, por ir en contravía del Artículo 80, que dice: “El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración sustitución. Además, deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental, imponer las sanciones legales y exigir la reparación de los daños causados”. Y dado que la Ley General del Medio Ambiente de Colombia o Ley 99 de 1993, acoge el Protocolo de Río Sobre la biodiversidad biológica, por estar en amenaza de daño severo e irreversible un bien fundamental de la Nación y de la Ciudad, cabe también el “Principio de precaución” contemplado en el Artículo 1 de la Ley 99 de 1993, que en su Numeral 6 expresa: “cuando una actividad hace surgir amenazas de daño para el medio ambiente o la salud humana, se deben tomar medidas de precaución, incluso si no se han establecido de manera científica plena algunas relaciones de causa-efecto”.

Ver: Gestión del riesgo natural y el caso de Colombia. 

***

Huella ecológica

Imagen8: Mapa mundial de la Huella Ecológica per cápita al 2012. Imagen del informe “Planeta Vivo” 2016 de WWF.

La huella ecológica​ es un indicador del impacto ambiental asociado a la demanda humana presionando los ecosistemas del planeta, relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra, de regenerar tales recursos y absorber nuestros desechos.

Si se tiene en cuenta que para mediados del siglo la población mundial que hoy alcanza 1os 7 mil 300 millones llegará a los 10 mil millones de habitantes, ya no podemos continuar hablando de abundancia, de un lado porque si con la inequidad incremental llevando a la pobreza a 821 millones de personas que en 2019 estaban en situación de inseguridad alimentaria, la cuantía con o sin pandemia tiende a intensificarse, y también -sobre todo-, porque con la cultura del despilfarro que caracteriza al capitalismo salvaje, al año 2020 se ha superado la biocapacidad del planeta en un 75%.

En la Aurora, inicialmente llegarían 10 mil habitantes, cada uno con una huella ecológica de 2 ha, contra 1.8 ha que es la biocapacidad percápita del planeta. Con dicho percápita, la Huella ecológica de 20 mil ha en el caso de Tierraviva, arrojaría un déficit ecológico si se compara con la superficie de la RFP de Río Blanco, estimada en tan sólo 4932 ha, produciéndose así un desbalance enorme de 15 ha de huella que deberán saldar a costa de su propia pervivencia las especies que alberga dicho ecosistema.

Ver: Prospectiva alimentaria y desarrollo

***

Antecedentes

Imagen9:  Zonas de Reservas Forestales en Colombia. Los PNN en Colombia, tienen anillos de contención de 1 km de ancho. Fuente: UPME. Ubicación y tamaño comparativo de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco y Quebrada Olivares en relación con la zona urbana de Manizales. Fuente, Civiltec.

En el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Manizales de 2003 se declaró el predio La Aurora como zona de expansión urbana. En 2010, la Secretaría de Planeación de Manizales le pidió al Ministerio de Ambiente excluir el predio de la Reserva Forestal Central de Colombia. En 2013 fue concedida dicha sustracción sin considerar que, según el Decreto 2372 de 2010, el predio cumple una función protectora fundamental.

Entre las razones para reprobar estas decisiones está el eventual conflicto de intereses de la junta directiva de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), entidad encargada de avalar los estudios ambientales para aprobar el plan parcial de la Aurora.

Según el artículo 31 del Decreto mencionado, los territorios que rodean las áreas protegidas deben mitigar los daños que los seres humanos puedan causar en ellas y, como parte de su deber de proteger dichas áreas, el ordenamiento territorial debe contribuir a que esto se cumpla.

Los territorios que rodean las áreas protegidas deben mitigar los daños que los seres humanos puedan causar en ellas.

En consecuencia, el POT de 2017 negó la expansión urbana en La Aurora. Sin embargo, en una controvertida propuesta la oficina de Planeación del municipio admitió limitar el predio a la parte que tiene plan parcial, aunque esto ni siquiera convenció a los proponentes, quienes argumentaron que “no se deben aprobar los polígonos que siguen afectando la ladera nororiental de la ciudad”, donde está la reserva.

Ver: El cuidado de la casa común: agua y clima en la ecorregión cafetera

***

El impacto del urbanismo

Imagen10: Ubicación del Plan Parcial y Proyecto de CFC: En la Aurora, inicialmente llegarían 10 mil habitantes, cada uno con una huella ecológica de 2 ha, contra 1.8 ha que es la biocapacidad del planeta. El percápita de la Huella hídrica en Colombia es de 2 ha. Fuentes: CFC y POT de Manizales.

Para dimensionar el daño sobre este frágil ecosistema de 4.932 hectáreas, la RFP de Río Blanco, causado por la “jungla de concreto” que usurpando un Anillo de contención o ZFA interactuaría de forma directa con el vital ecosistema amenazado, los 10 mil habitantes de Tierraviva ubicados en 12,5 hectáreas de 56 hectáreas que posee la empresa urbanizadora en La Aurora, suponen una densidad de 204 mil habitantes por milla cuadrada, contra una densidad de 40 mil de la zona comercial y céntrica de Manizales, o de 20 mil habitantes por milla cuadrada de toda su área urbana y periurbana; y los 10 mil habitantes suponen también una huella ecológica de 20 mil hectáreas llevada al predio a urbanizar que usurpa el Anillo de contención o ZFA, cuantía cuatro veces superior al área de la RFP de Río Blanco a proteger, tomando como media el percápita de 2 hectáreas de huella ecológica para Colombia. Ahora, si la jurisprudencia llegase a ser favorable para la empresa constructora, progresará la urbanización y con ella el grave daño señalado en el predio restante aún no urbanizado propiedad de la misma constructora, y también en el predio Betania contiguo que igualmente resultó sustraído de la Reserva Forestal Central en 2013 por el mismo acto del MADS y para el mismo fin, tras haber sido declarado su uso urbano en el POT del 2003 de Manizales.

Ver: Dinámicas territoriales y Paisaje Cultural Cafetero

***

Magnitud de impactos

Imagen11. Fotografías de la Aurora, en Febrero de 2018, tomadas desde la parte alta de La Truchera, por GDE.

Si la intensidad de algunos impactos de la ciudad de Manizales sobre la RFP de Río Blanco ubicada a 1,4 km en línea recta, para el caso de la contaminación lumínica y sonora, y la afectación por radiación térmica, varía inversamente con el cuadrado de la distancia, entonces comparativamente su magnitud resulta ser cien veces mayores que la intensidad de los impactos de la ciudad sobre el PNN de los Nevados ubicado a 14 km de Manizales. Del mismo modo los impactos de Tierraviva sobre la RFP de Río Blanco estando a 140 m, son 100 veces mayores a lo que Manizales le causa a dicha RFP por ubicarse a 1,4 km, o sea 10 veces más lejos. Esto según la ley que expresa la variación de la intensidad de los fenómenos ondulatorios con el inverso del cuadrado de la distancia (Kepler 1604)

Esto que sirva, primero, para reflexionar sobre la necesidad de respetar como mínimo los 700 metros de ancho en la Zona con Función Amortiguadora ZFA de Río blanco en el sector de La Aurora, valor sugerido en el POMCA de la Cuenca del Río Chinchiná por la Fundación HTM en 2014; y segundo, para dimensionar la magnitud del daño que se ocasiona urbanizando el propio Anillo de contención o ZFA a lindes con la reserva a proteger en Río Blanco. Se puede afirmar que, en el caso de estudio, el Anillo de contención o ZFA de tan solo 700 m resulta vital, puesto que de construirse la “jungla de concreto” llamada Tierraviva cien veces más cerca de la RFP de Río Blanco, en comparación con los 14 km que separan a Manizales del PNN de los Nevados, sus impactos sobre Río Blanco estando 100 veces más cerca, serían 10.000 veces superiores a los de Manizales sobre el PNN de los Nevados, lugar donde la ZFA debe tener 1 km de ancho.

Ver: Conflicto socioambiental en la reserva de Río Blanco. 

***

Los derechos ambientales

Imagen12: Tierraviva: los 10 mil habitantes ocupando 12,5 hectáreas, de 56 hectáreas que posee la constructora, es solo el paso inicial para una “jungla de concreto” cuya densidad urbana de 204 mil habitantes por milla cuadrada, cuantía 10 veces mayor a la densidad media de Manizales irá incorporando una huella ecológica que supera varias veces la biocapacidad de la Reserva Forestal de Río Blanco. Imagen, La Patria.  

Entonces, dado que se trata de un proyecto urbanístico que se desarrolla a lindes de una Reserva Forestal Protectora, como lo es la de Río Blanco ocupando su anillo de contención, al amenazase así la estabilidad ambiental para las especies del lugar que se protege y alterarse el clima y la regulación hídrica de una subcuenca que suministra el 35% de agua de Manizales, con lo que se ha expresado hasta aquí, ya podríamos responder a las preguntas: ¿Cómo pasó esto?, ¿Hubo volteo de tierras?, ¿Se estarán privatizando los beneficios y socializando los costos fruto de un modelo conflictivo de ocupación del territorio, que además de especular con la plusvalía urbana genera pasivos ambientales?

Un territorio no es un contenedor, ni es un simple espacio de transformaciones; si en el sentido más amplio, el término hace alusión a una zona geográfica habitada que incluye tierras, aguas, espacio aéreo y subsuelo, que comporta su propia identidad, y que es el hábitat de una comunidad que cuenta con su propia organización y una institucionalidad.; entones, en el ámbito de la planificación “el territorio” para el caso de la RFP de Río Blanco, también debe ser considerado como una construcción social e histórica, dado que allí se expresan las relaciones dialécticas de simbiosis y parasitismo entre los manizaleños que han heredado la labor de Conrado Gómez entre otros ciudadanos notables, como las colectividades humanas que dependen de sus servicios ambientales, y el medio ecosistémico de este estratégico ecosistema, con las especies endémicas protegidas que alberga –y que como tal debe respetarse.

De ahí que en el territorio de la RFP de Río Blanco, entendido como un sujeto de derechos bioculturales, por ser el fruto de una relación de la cual surge la cultura ambiental de nuestra ciudad, al igual que lo ha hecho la Corte Constitucional en sus Sentencias T-622/16 de 2016 y STC3460 de 2018 para proteger al Atrato y al Amazonas, también debería la justicia contemplar un sujeto que requiere de la protección de sus derechos ambientales, y ordenar el cumplimiento de la Ley 388 de 1997 y del Decreto 2372 de 2010, en los artículos ya señalados.

Ver: Daño a reserva forestal que protege a Manizales.

***

Lecciones y previsiones

Imagen13: Con la “jungla de concreto” encima de esta RFP, al afectarse de forma severa el clima y la regulación hídrica de la cuenca de Río Blanco, se acentuarán el descontrol hídrico y pluviométrico, y no se respetarán ni la Constitución ni los fundamentos de la Ley Ambiental colombiana. Imagen de CFC en Blog del Río, de El Espectador.

Finalmente, para prevenir una expansión del ecocidio que acecha sobre la RFP de Río Blanco, y bajo el presupuesto de que las cuencas más degradadas a nivel regional son las de las capitales cafeteras, y cuyos ríos Chinchiná, Otún y Quindío están en el TOP 10 de los más contaminados del país, permítanme una proposición en el marco del actual calentamiento global de importancia para la adaptación al cambio climático en la Ecorregión Cafetera: deberemos modificar nuestra relación con los ecosistemas y tomar mayores previsiones con el agua.

Conforme van disminuyendo los glaciares en el PNN de los Nevados, si degradamos la estructura ecológica de soporte en el bosque andino de la alta montaña, con la reducción de las aguas de escorrentía y el descontrol hídrico y pluviométrico, derivado de acciones antrópicas que arrasan con nuestros bosques de niebla, además de la pérdida irreparable de estos frágiles ecosistemas andinos, se intensificará el riesgo para el suministro de agua o de incidencia de fenómenos hidrogeológicos extremos, en este territorio del Centro-Occidente de Colombia, según estemos en temporadas secas de El Niño o invernales de La Niña, sobre todo en las cuencas abastecedoras de las capitales cafeteras que son las más pobladas del territorio aludido.

Este riesgo invita a implementar medidas como la declaratoria de las Reservas Forestales de Río Blanco, Chec y el Distrito de Suelos Cocora, en Parques Naturales Nacionales PNN, al igual que lo ha hecho Pereira extendiendo dicha figura de conservación más exigente sobre la cuenca del Otún, al declarar desde 1996 PNN el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, para expandir así la figura de protección a 5000 hectáreas en la cuenca alta del Otún blindando la principal fuente de agua de Pereira. Ver: Bosques, Cumbre del Clima y ENSO.

***

Epílogo 1

Imagen14: Cuenca del Río Chinchiná mostrando las áreas protegidas, y Plano de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco, con la zonificación ambiental. En amarillo zonas de Rehabilitación, en verde zonas de Restauración y en ocre zonas de preservación estricta. Fuente: Corpocaldas. Ver: Plan de Manejo de la cuenca.

Habrá que modificar nuestra relación con los ecosistemas de nuestro territorio, previniendo la degradación de la estructura ecológica y asumiendo acciones necesarias de adaptación al cambio climático: para el caso deben respetarse los derechos ambientales de la RFP de Río Blanco, un bosque de niebla o bosque andino de alta montaña donde el urbanismo causaría la pérdida irreparable de algunos ecosistemas y problemas con el suministro de agua, al tratarse de una de las cuencas abastecedoras de la capital caldense, que es la más degradada y poblada del departamento de Caldas.

Ver:  Riesgos para el agua en la ecorregión cafetera de Colombia.

Si la intensidad de los fenómenos ondulatorios varía con el inverso del cuadrado de la distancia, en vecindad de Tierraviva además de resultar alterado el bosque de niebla con la llegada de una “jungla de concreto” ocupando su ZFA o Anillo de Contención que generará impactos 100 veces superiores a los que le ocasionaría estando en la Sultana, e incorporar una huella ecológica de 20 mil hectáreas que supera la biocapacidad de la RFP de Río Blanco, además de afectarse el microclima y la regulación hídrica en la microcuenca, las especies protegidas saldarán el pasivo ambiental que quede de una acción ilegal.

***

Epílogo 2

Imagen15: Planos de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco y Quebrada Olivares, mostrando las Zonas de vida de la reserva, y los conflictos en el uso del suelo. En rosado, suelo sobreutilizado; amarillo, suelo subutilizado; azul, suelo con uso inadecuado; y verde, suelo con uso adecuado. Fuente: Corpocaldas.

Si la jurisprudencia llegase a ser favorable para CFC, cuando terceros invocando el principio de igualdad lo soliciten, progresarían al unísono la urbanización en el predio restante de la ZFA y en Betania, y con ella el grave daño sobre la reserva a proteger.

Los estudios de la constructora CFC, aunque tratan de los impactos de Tierraviva sobre el predio, es decir, los impactos de su urbanización, no se ocupan de lo fundamental: la función amortiguadora de La Aurora, mitigando los impactos que Manizales genera sobre la Reserva de Río Blanco, como un bien fundamental a proteger.

Lo anterior, de conformidad con la Ley General ambiental, Art. 1: da pie a la aplicación del Principio de precaución, según el cual:

 “cuando una actividad hace surgir amenazas de daño para el medio ambiente o la salud humana, se deben tomar medidas de precaución, incluso si no se han establecido de manera científica plena algunas relaciones de causa-efecto”.

Ver: Agua como bien público y Calentamiento global en Colombia.

***

*Gonzalo Duque-Escobar. Profesor Universidad Nacional de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales. http://godues.webs.com  Manizales. Agosto 1 de 2020. [Documentos de soporte 1- Amenaza para la Reserva Forestal de Río Blanco en Manizales; 2- Río blanco, el legado de Conrado Gómez Gómez; 3- Amicus Curiae Acción Popular (RFP de Río Blanco) ]

Portada: Imagen 10. Río Blanco aportó 163 especies para que Colombia liderara la lista mundial de avistamiento de aves del Global BIG DAY. Aves de Caldas, en Congreso de Aviturismo. Imagen de Carlos Mario Aranzazu. In: Aguas de Manizales.

Contraportada: Vista de Manizales desde la Reserva Forestal de Río Blanco. GDE

Enlaces y Fuentes

Acuerdo Climático: avance necesario pero insuficiente. Agua y Clima en Colombia. Amenaza para la Reserva Forestal de Río Blanco en Manizales. Árboles, poblaciones y ecosistemas. Aspectos geofísicos de los Andes de Colombia. Bioturismo y ruralidad en la ecorregión cafetera. Bosques, Cumbre del Clima y ENSO. Caldas en la biorregión cafetera. Calentamiento global en Colombia. Cambio Climático en Caldas – Colombia. Cambio climático y gestión ambiental en Caldas. Cambio climático y pasivos ambientales del modelo urbano. Cerro Bravo, tras trescientos años de calma volcánica. Ciencia, tecnología y ruralidad en el POT de Caldas. Clima andino y problemática ambiental. Clima extremo, desastres y refugiados. Clima: las heladas en Colombia Colombia biodiversa. Colombia, país de humedales amenazados. Colombia: riesgos geodinámicos y hábitat. Colombia, trópico andino y agua Conflicto socioambiental en la Reserva de Río Blanco. COP 23, la cumbre del clima en Bonn. CTS, Economía y Territorio Cuatro PNN, patrimonio de la Ecorregión Cafetera. Daño a la reserva forestal que protege a Manizales. Degradación del hábitat y gestión ambiental. Dia Internacional de La Tierra – Colombia. Dinámicas del clima andino colombiano. Dinámicas territoriales y Paisaje Cultural Cafetero Eje Cafetero: Cambio climático y vulnerabilidad territorial. Eje Cafetero: Construcción social e histórica del territorio. El cuidado de la casa común: agua y clima en la ecorregión cafetera El desarrollo urbano y económico de Manizales.  El inestable clima y la crisis del agua. El Ruiz continúa dando señales… El modelo de ocupación urbano – territorial de Manizales. El Paisaje Cultural Cafetero: ¿sujeto de derechos?  El territorio como sujeto en el contexto del Magdalena Centro. El territorio del río Grande de la Magdalena. El volcán y el desastre de Armero Geotecnia para el trópico andino. Gestión del riesgo natural y el caso de Colombia. Gobernanza forestal para la ecorregión andina. Huella hídrica en Colombia. Huracanes y Terremotos acechan. La Aurora. V.S. la Reserva de Río Blanco. La encrucijada ambiental de Manizales. Laderas del Trópico Andino: caso Manizales Las cuentas del agua. Los guetos urbanos o la ciudad amable. La historia del Cerro Sancancio. Lecciones de Río Blanco: más ecosistemas para enfrentar la crisis del agua. Manizales: un diálogo con su territorio. Manizales y “El derecho a la ciudad”. Manual de geología para ingenieros. Más espacio y oportunidades para el ciudadano Nuestras aguas subterráneas. Nuestro frágil patrimonio hídrico. Observaciones al componente general del POT de   Manizales. Paisaje y región en la tierra del Café. Paramos vitales para la Ecorregión Cafetera. Perfil ambiental de Manizales y su territorio. Planeación preventiva y cultura de adaptación ambiental Plusvalía urbana para viabilizar el POT de Manizales. Preservación ambiental e hídrica del paisaje cultural cafetero Por La Aurora, invocando el Principio Precautorio. Por un territorio verde y funcionalmente integrado.  Procesos de Control y Vigilancia Forestal en Colombia. Reflexiones sobre el POT de Manizales. ¿Regresión ambiental en la Reserva de Río Blanco? Reserva de Río Blanco: reflexiones para prevenir un ecocidio. Riesgo en zonas de montaña por laderas inestables y amenaza volcánica. Riesgo para el agua en la ecorregión cafetera de Colombia. Riesgo sísmico: los terremotos. Río Blanco en Manizales, amenazado por un conflicto de ocupación territorial. Río Blanco, como área de interés ambiental. Río Blanco, cuna de vida Río blanco, el legado de Conrado Gómez Gómez. Samoga en el Territorio de la Ecorregión Cafetera de Colombia Sismo, bahareque y laderas. Sol, clima y calentamiento global. Territorio y Región: Caldas en la Ecorregión Cafetera Textos “verdes”. Tierra y ruralidad en Colombia. Un pacto con la sociedad y la naturaleza. Un Plan de Acción para encausar el Megaproyecto San José. Un SOS por los derechos de la Reserva de Río Blanco. Vías lentas en el corazón del Paisaje Cultural Cafetero. Vida y desarrollo para el territorio del Atrato. Vulnerabilidad de las laderas de Manizales. Vulnerabilidad de Río Blanco frente a la expansión urbana.



AEROCAFÉ, CÓMO, QUÉ Y POR QUÉ. Por Gonzalo Duque Escobar.

Imagen1: Pista propuesta por Fibercell International. Ing. Leonardo Alzate.

A continuación, desafíos para la RAP del Eje Cafetero, para Caldas y para Palestina, por los impactos del Aeropuerto del Café si se concibe el proyecto con funciones de complemento para el Matecaña y El Edén, como la fórmula para hacer viable el Paisaje Cultural Cafetero, como aeropuerto “Low cost” y de carga pesada con operaciones transoceánicas de alcance intercontinental, y como nicho para una plataforma logística del modo aéreo de gran proyección, en el Eje Cafetero.

Incluye generalidades sobre una propuesta para un aeropuerto con pista de 4360 m de largo y 320 m de ancho, financiado mediante una APP a 30 años ya presentada por el Ingeniero Leonardo Alzate de FIBERCELL International al gobierno, quien propone ajustar y ejecutar el proyecto con alcance transoceánico a un costo de U$ 690 millones al 2020, empleando elementos estructurales prefabricados hechos con nuevos materiales de alto desempeño, y tecnologías de punta en materia geotécnica para resolver las incertidumbres del terreno.

***

Visión del proyecto

Imagen2: Rutas para aviones con 5000 millas de autonomía. Elaboración propia sobre imagen de Internet.

Dado que, según la Asociación de Aviadores Civiles, un Jumbo puede levantar 112 mil libras desde Aerocafé, contra 83 mil desde El Altiplano y 75 mil desde Río Negro, el proyecto puede complementar a El Dorado y al José María Córdoba, funcionando en red desde el centro de las Américas y desde la Región Andina de Colombia, al poder ofrecer economías para movilizar carga pesada y pasajeros a destinos lejanos.

De extenderse su pista como se ilustrará en imágenes más adelante, podrán operar aviones tipo Jumbo desde el corazón del Triángulo Económico de Colombia, no sólo con alcance directo a Europa, al Cono Sur y a Norte América, sino también a Asia y a Australia, ofreciendo en ambos casos tarifas inferiores un 49% respecto a las del JM Córdoba de Río Negro y un 36% respecto a las de El Dorado.

Urge gestionar el carácter regional del Aeropuerto del Café con alcance transoceánico, teniendo como propósito primero su viabilidad política, con fundamento en los requerimientos del Paisaje Cultural Cafetero, partiendo del carácter complementario que puede tener con Matecaña y El Edén, e incluso con los aeropuertos de Río Negro y El Dorado dadas sus limitaciones en carga para operaciones de largo alcance.

Ahora, si Manizales sin aeropuerto ha logrado posicionarse como ciudad competitiva a nivel nacional, y Quindío está apostándole al turismo, dado que el cultivo del café solo representa el 0,8% en el PIB nacional, ¿por qué no apalancar el PCC con Aerocafé sabiendo que a nivel mundial el turismo participa con el 10% del PIB y con el 8,5% de la generación de empleo?

El proyecto al 2013

Imagen3: Arriba: Pista con estructura de concreto en lugar del Terraplén 8. Abajo: Proyecto Aerocafé, mostrando la cabecera de Palestina, los Terraplenes y la pista hasta 2400 m girada. Imágenes de Aerocafé.

Aunque la pista contemplada por el Consorcio Aeropuerto del Café (2013) para su tercera etapa sería de 45 m de ancho y 3,8 km de largo en su etapa final, FIBERCELL International quien está consolidando la estructuración completa del proyecto, contempla las actividades para construir mediante una Alianza Pública Privada APP un aeropuerto dotado con una pista cualitativa y cuantitativamente superior, para operar aviones con autonomía de 14 mil km y alcance transpacífico.

La viabilidad económica del proyecto se fundamenta en el desarrollo de un nodo de convergencias aéreas en la Región Andina de Colombia, gracias a su ubicación geoestratégica y a sus ventajas comparativas, con Aerocafé como complemento supliendo las falencias de El Dorado con una altitud de 2600 msnm y del José María Córdoba ubicado a 2150 msnm.

Hasta hoy, el modelo de evaluación que se le ha aplicado a Aerocafé, propio para el examen de un proyecto existente, valora  su viabilidad como aeropuerto regional con funciones limitadas, lo que significa servir de alternativa para la Nubia y entrar en competencia con Matecaña; pero no examinando los escenarios adecuados al verdadero carácter de un nuevo aeropuerto de gran alcance para la región y el país, valorando su desempeño en red con funciones de complemento, para establecer en Colombia el principal nodo aéreo de América Latina.

A modo de ilustración: el Aeropuerto de Atlanta con 5 pistas y 898.356 operaciones anuales, por Volumen de pasajeros aparece primero en el Top mundial con 104´171.935; le siguen el Aeropuerto de Pekín con 86.130.390, el de Los Ángeles con 80´921.527, y el de Dubái con 78´475.336.

***

Aerocafé, funcionaríasistémicamente en red

Dos evidencias de la relevancia del hemisferio norte en el tráfico aéreo global. https://openflights.org y https://maptitude1.tumblr.com/

Si la región Caribe representa el 15% del PIB y la Andina el 75%, Aerocafé por estar localizado en el centro de gravedad del Triángulo de Oro de Colombia, es la fórmula que complementa un nodo aéreo andino con El Dorado como base, y Medellín, e incluso Quito, Panamá y Caracas mirando el transporte transoceánico o intercontinental, dado que sistémicamente el transporte funciona en Red articulando nodos fundamentales y líneas de alimentación.

Para una oferta de vuelos transcontinentales, Aerocafé cuenta con cuenca propia: es decir con un radio de acción de 1,5 horas. Contrariamente, el aeropuerto de Santa Ana en Cartago, por no contar con su propia “cuenca” aeroportuaria, al estar ubicado en el radio de influencia del aeropuerto de Palmaseca ya depreciado no ha logrado generar impactos fundamentales, pese a su pista de 2200 m a tan solo 912 msnm.

Si como nodos aéreos latinoamericanos, sobresalen México, El Dorado y Sao Paulo, la propuesta de FIBERCELL International consiste en desarrollar en Palestina Caldas un gran Aeropuerto que sirva de bisagra entre las Américas, y entre Europa, Asia y Oceanía, complementando a El Dorado ya que dada su altitud, un Jumbo no puede salir desde el Altiplano full flete, full pasajeros y full combustible, lo que explica el por qué los grandes aviones solían hacer escala en Caracas y en Guayaquil, según su destino.

En Colombia, el Top 5 de pasajeros en 2015, lo encabeza El Dorado con 31’956.551 usuarios sumados los viajeros con tiquete origen-destino y los que ingresaron en tránsito; segundo el José María Córdova en Rionegro Antioquia 6’903.820; tercero el Alfonso Bonilla Aragón de Cali 5’122.389; cuarto el Rafael Núñez de Cartagena 3’898.628, y quinto el Ernesto Cortissoz de Barranquilla 2’756.389.

***

Integrando las américas

Imagen4: Así como se observa que India está más conectada con el Medio Oriente que con el Sur y el Este de Asia, también vemos que América Latina está claramente dividida entre un clúster sudamericano y otro centroamericano, ambos conectados con los EE. UU. http://www.martingrandjean.ch

El Top 3 de pasajeros en 2015 para América Latina, es: Aeropuerto de la Ciudad de México: 41´710.254; Aeropuerto de São Paulo-Guarulhos: 39´213.865; Aeropuerto El Dorado de Bogotá: 31´956.551. El TOP cinco de los mejores aeropuertos de la región, por su dotación y funcionalidad, es: 1 Aeropuerto Eldorado, Bogotá; 2 Aeropuerto Jorge Chávez, Lima; 3 Aeropuerto Mariscal Sucre, Quito; 4 Aeropuerto Olmedo, Guayaquil; y 5 Aeropuerto Tocumen, Panamá.

Mientras el principal aeropuerto de Panamá moviliza 14 millones de pasajeros año, los dos primeros de Ecuador movilizan cerca de 10 millones y los tres más importantes de Venezuela 11 millones, contra 9,8 millones de pasajeros que moviliza el Aeropuerto de Buenos Aires y 19,3 millones del de Lima. Pregunto entonces: ¿acaso puede Colombia con Aerocafé convertirse en la bisagra de las Américas, tal cual lo hace Turquía al integrar a Asia y Europa?

El aeropuerto de Matecaña, dice tener en Movimiento de pasajeros 1.8 millones al (2015), distribuidos así: Pasajeros nacionales 1.680.516 y Pasajeros internacionales 268.570. En movimiento de carga, 4526 Tm, y número de Operaciones aéreas en el año, 21 088. En 2010, en Pereira Matecaña con su pista de 2020 m de longitud había movilizado 827 mil pasajeros, contra 250 mil de Armenia por el Edén cuya pista es de 2320 m, y menos de 128 mil Manizales por La Nubia, cuya pisa llega a 1480 m. Como fundamento, para valorar las dinámicas de crecimiento, a nivel mundial el comercio, y con él el movimiento de pasajeros, ha solido crecer cerca de 1,5 veces lo que crece el PIB.

Matecaña al no admitir aviones tipo Jumbo de alcance transoceánico, no hace viable el Paisaje Cultural Cafetero por estar limitado a vuelos que sólo llegan a Perú, México, Miami o New York pero nunca a Europa, al Cono Sur a Canadá o a Los Ángeles. Matecaña, con la mayor ampliación que admite sólo podría mejorar su eficiencia en un 30 o 35%, de conformidad con lo consignado en el estudio elaborado por la Corporación Aeropuerto de Paris (1982), lo que lo limitaría a aviones de solo 3000 millas cuyo alcance es solo una parte de las Américas.

Epílogo

 

Imagen6. Arriba: Perspectivas de la propuesta de Fibercell para Aerocafé. Abajo: Panorámica de la nueva propuesta de Fibercell.

No se trata entonces de competir con el Matecaña de Pereira, que puede funcionar como aeropuerto regional al igual que el Edén de Armenia. Urge, además de una concertación regional a nivel de la RAP del Eje Cafetero, recurrir a la vía de una APP para no acometer el proyecto como obra pública, máxime ahora cuando la crisis sanitaria desatada por el Covid, obliga a priorizar la atención a las necesidades fundamentales de la sociedad marginada colombiana, donde los problemas se relacionan con falta de cobertura en agua y alcantarillado, de salud y seguridad alimentaria, y de conectividad entre otros aspectos.

Como evidencia de lo anterior, mientras la CEPAL estima que, con el Covid, en América Latina y el Caribe se observan tendencias crecientes en la pobreza y en la pobreza extrema, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP) pronostica que, con la pandemia, el número de personas que padecen hambre aguda en el mundo pasará de 135 a 250 millones, entre 2019 y 2020.

Ya no son los tiempos de la sociedad industrial de ayer y de la economía cerrada, sino los del protagonismo del saber, de la sociedad del conocimiento y de la economía globalizada. No obstante, la necesidad de atender prioridades como cerrar las brechas asociadas al subdesarrollo, invitan a financiar esta infraestructura en alianza con el mercado.

Aunque no poseemos las tierras de la Sabana de Bogotá o del Valle de San Nicolás de Rionegro para el cultivo de flores, sí tenemos la declaratoria de la UNESCO aún por aprovechar, sumada al bioma tropical andino con sus múltiples y complejos ecosistemas, cuya oferta biótica permite exportar variedad de heliconias, frutas tropicales y hortalizas, además de la capacidad humana y nivel de infraestructura instalada para desarrollar renglones relacionados con la industria y los servicios en el marco de la nueva sociedad del conocimiento, entrando a sectores estratégicos como las TIC y la Biotecnología (azul, blanca, roja y transversal).

A diferencia de un puerto o aeropuerto de paso, los puertos y aeropuertos de convergencia como grandes empleadores y detonantes del desarrollo urbano, obligan a los planificadores a tomar previsiones considerando su impacto, transformando los pequeños poblados vecinos en ciudades intermedias para prevenir conflictos y aprovechar igualmente desde ellos los beneficios del progreso.

Aún más, al extender la pista de Aerocafé para operar aviones de largo alcance ofreciendo tarifas más económicas, además de hacer viable el Paisaje Cultural Cafetero PCC, se estimularán renglones como servicios de salud, turismo, cultivo de flores y alimentos perecederos asociados al mosaico de pisos térmicos del trópico andino, y se soportará la producción de bienes de valor agregado relacionados con informática, mecatrónica, biotecnología, nuevos materiales e industria química. Todo esto amerita considerar una plataforma logística para el modo aéreo en Chinchiná-Palestina, con mayor proyección que otra mirando a los mares por donde suelen salir de la región sólo productos sin mayor valor agregado.

***

: Palestina, “La colina iluminada” por Julián Bueno.

Gracias

* Profesor de la Universidad Nacional de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales. Exclusivo para la Revista Eje 21. Manizales. Julio 16 de 2020.

***

Bibliografía de soporte

Aeropuerto del Café: Dimensión Regional. América Latina: oportunidades en la economía del conocimiento.  Área Metropolitana de Manizales Colombia, trópico andino y agua CTS, Economía y Territorio. ¿Cuál es el mejor sistema de transporte para Colombia?  Cultura y Turismo en Caldas. Desarrollo portuario del Pacífico: caso Tribugá El desarrollo urbano y económico de Manizales.  El Pacífico colombiano: ¿Tribugá o Cupica? Fundamentos de economía y transportes.  Geotecnia para el trópico andino.  Introducción a la economía del transporte Introducción a la teoría económica.  La logística del transporte: un elemento estratégico en el desarrollo agroindustrial Manual de geología para ingenieros.  Movilidad y Modelo Urbano. Minería en la ecorregión del Eje Cafetero Navegando el Río Grande de la Magdalena. Opciones de Caldas en medio ambiente, cultura y territorio Peajes sí, pero no así y menos ahí. Plataformas Logísticas y Transporte Intermodal en Colombia. Plusvalía urbana y POT Manizales Preservación Ambiental e Hídrica dentro de la Declaratoria del PCCC. ¿Por qué el Aeropuerto del Café?  Futuro de la Ciudad: caso Manizales ¿Qué hacer con la vía al Llano?  Un pacto con la sociedad y la naturaleza. Un plan maestro de transporte “multi” pero no intermodal Una visión sistémica del Aeropuerto del Café – Aerocafé.

—-


EL PAISAJE CULTURAL CAFETERO: QUÉ NOS HACE DIFERENTES




Por Gonzalo Duque-Escobar

Conferencia para la Segundo Festival del Paisaje Cultural Cafetero del 2017, evento organizado por la Alcaldía de Manizales, que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones Teatro Fundadores de Manizales con el apoyo de la Secretaría del PCC, donde además de conferencias se realizaron una muestra artesanal y gastronómica, y dos exposiciones con fotografías y pinturas sobre el PCC.


• El contenido de este trabajo comprende la descripción de la Ecorregión Cafetera, la Caldensidad, la historia regional, el desarrollo del territorio y el impacto del café, las problemáticas económicas y socio-ambientales del modelo cafetero, el transporte rural y el bahareque, y el Patrimonio arquitectónico sumado a la Ruta y al Aeropuerto del Café como soportes del bioturismo, para cerrar en un balance de problemáticas y opciones a tener en cuenta, para hacer del PCC una opción de desarrollo sostenible, donde se recuperen, además del ecosistema, la economía campesina y los valores propios que soportan la Declaratoria de la Unesco, bajo la premisa de que el PCC es un patrimonio vivo.


Ver archivo


¿PARA DÓNDE VA EL MAGDALENA?





Por Gonzalo Duque-Escobar

Algunos elementos sobre logística y transporte verde preparados a nombre de la SMP-UN, para el III Foro público ¿Para dónde va el Río Magdalena?, evento preparado por el Foro Nacional Ambiental, el PDP-MC y Fescol, para tratar los Riesgos sociales, ambientales y económicos del proyecto de navegabilidad del río, y en el cual se desarrolla un Conversatorio sobre el proyecto visto en el marco de las perspectivas de desarrollo para la región centro del Magdalena.


Ver artículo


GUERRA O PAZ, Y DISFUNCIONES SOCIO-AMBIENTALES EN COLOMBIA




Por Gonzalo Duque-Escobar

Si bien la firma del histórico acuerdo de la Habana no es la Paz, si es una oportunidad para crear condiciones propicias que permitan emprender los complejos procesos con que ésta se construye, a partir de una aceptación colectiva y de un cambio de actitud personal, como condiciones necesarias de soporte para las reformas estructurales, urgentes pero de largo plazo, que resolverán las disfunciones socioambientales que se han venido acumulando por más de medio siglo, como consecuencia de un Estado débil y de un modelo económico que al cooptarlo con la reforma a la Carta de hace 25 años, ha acentuado la inequidad, facilitado la corrupción y favorecido la violencia que explica cerca de ¾ de millón de víctimas mortales y más de cinco millones de desplazados, causados por el conflicto armado.


Leer artículo


AGUA COMO BIEN PÚBLICO




Por Gonzalo Duque-Escobar

Ponencia para el Conversatorio “Agua como bien público”, del Junio 9 de 2017 en el Teatro Fundadores, con Gustavo Wilches Chaux, evento programado por la Fundación “Unidos por el cambio”, en el marco de la Semana Ambiental de Corpocaldas, Aguas Manizales y la Alcaldía de Manizales.
Leer artículo


¿Cuál es el mejor sistema de transporte para Colombia?




Por Gonzalo Duque-Escobar

Resumen: Si expandimos el sistema ferroviario articulando la región Andina para salir del Altiplano hasta los mares mediante el Ferrocarril Cafetero entre La Dorada y el Km 41, y el corredor férreo del Cauca yendo desde Buenaventura hasta Urabá incluyendo la variante de Loboguerrero para hacer eficiente el Ferrocarril del Pacífico, tendríamos un sistema intermodal de carga soportado en corredores logísticos apalancados en trenes e hidrovías, dos medios que pueden resultar varias veces más económicos que la tractomula, si es que se desarrolla la locomotora del carbón andino y se planifica la inversión en infraestructura en función de los centros de generación de carga de Colombia. Aún más, también podemos acceder a la cuenca del Pacífico construyendo un paso interoceánico mediante el Ferrocarril Verde entre Puerto Antioquia y Cupica, que pasando por Chigorodó y Vigía del Fuerte se complemente con la hidrovía del Atrato.


Leer artículo


EL MODELO DE LOS AGROTÓXICOS



En este informe, CQC (Argentina) demuestra cómo es la alimentación  en la contemporaneidad, llevando a  cabo una fuerte investigación sobre el consumo de alimentos Por su parte, Gonzalo Rodríguez demostró que uno inserta elementos a su organismo que generan, a largo plazo, grandes problemas de salud. Por lo cual, el periodista da una opción diferente. 



El modelo de la agricultura industrial y el agronegocio. Reportaje de Nación Zonámbula (Argentina). 





 

SAMOGA 2001 – 2015.



      SAMOGA 2001 -2015
Por Gonzalo Duque-Escobar
 
 
Leer Más – ver archivo


EL INESTABLE CLIMA Y LA CRISIS DEL AGUA



EL INESTABLE CLIMA Y LA CRISIS DEL AGUA

Por Gonzalo Duque-Escobar
 
 
Leer Más


EL DESASTRE DE ARMERO A LOS 30 AÑOS DE LA ERUPCIÓN DEL RUIZ



1


Por Gonzalo Duque-Escobar
 
HIPÓTESIS PARA EL PREFACIO
 

Una vez más estas notas para conmemorar una dolorosa fecha como la destrucción de Armero, con la intención de hacer una lectura de la coyuntura previa a la erupción del Ruiz del 13 de noviembre de 1985, de la que se deriven lecciones a partir de las experiencias científicas en torno a un desastre que según mi convicción pudo ser por lo menos mitigado, a pesar de que para entonces el Estado no contaba con políticas ambientales ni de planificación ligadas a la dimensión de los riesgos, y que nuestra sociedad tampoco había desarrollado esa cultura que demanda la apropiación del territorio buscando su adaptación a las amenazas naturales.


Leer Más


CALDAS EN LA BIORREGIÓN CAFETERA



2

Por Gonzalo Duque-Escobar
 

Caldas, es una región pluricultural y biodiversa, donde tenemos cuatro escenarios sobresalientes: el alto occidente, que como tierra de resguardos y negritudes, además de ser una subregión panelera, es la región minera que carga con la historia del oro de Colombia en Marmato y Riosucio; la región Cafetera que empieza en Neira y llega hasta el norte del Valle, es la de las chivas, el bahareque, los cables aéreos, el Ferrocarril de Caldas y la música de carrilera; la región San Félix-Murillo-Ronces, valles de fértiles tierras con sus propios íconos en el cóndor, el pasillo, la ruana de Marulanda, la palma de cera y el sombrero aguadeño; y la región del Magdalena centro, tierra de ranchos de hamacas y chinchorros, subiendas de bagres, nicuros y bocachicos, o de vapores por el río y de la Expedición Botánica. Veamos algunos aspectos socio-ambientales de este complejo territorio.


Leer Más


EL DESARROLLO URBANO Y ECONÓMICO DE MANIZALES





Por Gonzalo Duque-Escobar
 
Presentación
 
Este documento ha sido preparado a partir de material previamente elaborado por el suscrito autor, para ser presentado al “Colectivo: Subámonos al Bus del POT”, en el Auditorio José Restrepo Restrepo, de la SMP de Manizales, el jueves 16 de julio de 2015.


Leer Más


EL FUTURO DE LA CIUDAD





Por Gonzalo Duque-Escobar

A continuación presento un ejercicio prospectivo con la intención de mostrar ideas ya elaboradas sobre la ciudad y la región, traídas para cerrar este importante ciclo de diálogos de cultura y territorio sobre Manizales, evento cuyo nombre evoca al escritor caldense Bernardo Arias Trujillo (1903-1939), recio panfletario con convicción de justicia social (i).


En el documento, se acometerá la tarea sin apuestas de calendario, ni pronósticos sobre el mejor escenario a construir, ya que cualquier propuesta sobre la Manizales ideal solo le pertenece al futuro al ser consecuencia de varias dinámicas multifactoriales. Abordaré una visión desde el optimismo y la esperanza, ajustada a los determinantes del desarrollo que pueden influir en su devenir, dejando de lado una Manizales soñada y pensando más en propuestas de ciudad surgidas del examen de los actuales conflictos y tendencias socio ambientales y económicas que la afectan, analizadas a la luz de los procesos históricos del territorio.


Leer Más


AEROCAFÉ: VISIÓN O ILUSIÓN PARA EL DESARROLLO REGIONAL



5

Por Gonzalo Duque-Escobar

Aunque no resulta fácil el ejercicio de la prospectiva en los temas del desarrollo para concebir nuevos proyectos,  vale la pena intentar unas miradas para contribuir a dar respuestas a las inquietudes demandadas para la comprensión del Aeropuerto del Café, así el medio esté permeado por opiniones complejas que varían en su naturaleza, según las fuerzas que las originan: unas por el desconocimiento y otras por diferentes razones. Así es que con el perdón de los segundos, van unas notas para alimentar una discusión proactiva con los primeros, advirtiendo que un ejercicio riguroso, en el que escapan a mi capacidad aspectos y no resulta viable en tan corto espacio, exige ver más allá de terraplenes y pistas para entrar al corredor logístico y evaluar la pertinencia social, ambiental y económica del proyecto, independientemente de cuál haya sido su desarrollo.


Leer Más


ISAGÉN O LA INCERTIDUMBRE FINANCIERA DE LAS 4 G



Por: Gonzalo Duque-Escobar *

Recurrir a la enajenación de Isagén, un activo valorado en $11,2 billones, 57,6% propiedad del Estado, para generar $6,5 billones, a pesar de ser una acción legítima y una práctica consuetudinaria de todos los gobiernos, nunca ha sido ni será la opción más conveniente. Esta vez, el fruto de la venta sería utilizado para financiar a los concesionarios del plan de vías de cuarta generación (4G), desde la Financiera de Desarrollo Nacional FND. En el pasado lustro, gracias a la capacidad de Isagén para generar beneficios, mientras su Ebitda, parámetro que muestra el beneficio bruto de la empresa, calculado antes de deducir los gastos financieros, fue de $0,688 billones anuales; en dicho período su promedio anual de utilidad neta alcanzó $0,360 billones, y los impuestos pagados $0,116 billones. Soportado en esto, en el cuatrienio Santos, entre utilidades e impuestos, Isagén le aportaría al presupuesto nacional $1,293 billones.


Aunque es evidente el beneficio por el enorme impacto de ambos activos, la diferencia estriba en la asimetría de los ingresos financieros de Isagén y de las 4G. No obstante, para no perder los beneficios del  control estatal sobre el sector eléctrico, y no incurrir en un probable detrimento patrimonial al vender a Isagén viabilizando  empresas constructoras y obtener activos financieramente menos rentables, existen alternativas que requieren gestión, como lo son: a- Utilizar otras fuentes de capital recurriendo a préstamos, soportados en la rentabilidad social que efectivamente tienen las 4G; b- Realizar activos del Estado menos rentables y trasladar la titularidad de acciones en empresas suyas a la FDN, para fortalecer su capacidad de capturar recursos.


A modo de información, se trata de la empresa insignia de generación eléctrica en Colombia, que con 20 años de existencia y activos representados en siete centrales de generación de energía, responde por el 20% de la capacidad instalada. Tres de las cinco principales hidroeléctricas del país, son de Isagén: San Carlos (1240 Mw), Sogamoso (820 Mw) y Miel I (396 Mw); de ahí que Isagén sea la mejor alternativa que tiene la Nación para apalancar desde el Estado proyectos energéticos estratégicos, como lo serían a futuro algunas hidroeléctricas de interés regional para el sur de la Región Andina, y varias fuentes de energía alterna que se vienen explorando, como la geotérmica del PNNN y del Macizo Colombiano en la frontera, y los proyectos eólicos que progresan en la península de la Guajira.


Sabemos que Isagén en manos del mercado no podrá garantizar la presencia efectiva del Estado en la sustentabilidad del arco energético del país, y menos de la Colombia rural en el marco del posconflicto y del calentamiento global, gestionando alternativas de inversión en proyectos de generación convencional y no convencional, con alto contenido social y ambiental: si se mira su proyección, a pesar del doble fin misional de la empresa relacionado con la generación y comercialización de la energía, siempre se propuso desarrollar un portafolio de energía renovable y de generación en zonas marginales, como el desarrollo de fuentes alternas, del biodiesel y la gasificación del carbón. La Unidad de Planeación Minero Energética UPME, estima la posibilidad de obtener de ambos escenarios alternativos, cerca de 500 Mw, cantidad que se sumaría a los 15.500 Mw actualmente instalados en Colombia, de los cuales el 70,4% son centrales hidroenergéticas, el 18,4% térmicas a gas y carbón, y el 11,2 % otras fuentes.


Antes que poner en manos del capital internacional a Isagén, se debía reflexionar sobre el costo a futuro de entregarle al mercado un activo ambientalmente estratégico y fundamental para la seguridad energética de la Nación, en tiempos en que el tema del agua y el calentamiento global van de la mano, así sea para financiar obras como las autopistas 4G que fortalecerían la competitividad y el crecimiento económico del país, ya que este argumento cierto dado por el gobierno, tampoco significa que las inversiones anunciadas en conectividad vial desde la perspectiva económica sean más rentables que Isagén, dado que las nuevas inversiones en vías, en virtud de su incertidumbre se tendrían que ejecutar con créditos blandos concediendo varios años de gracia, para salvar riesgos financieros que la banca privada no estaría dispuesta a correr.


* Profesor Universidad Nacional de Colombia http://godues.webs.com   [ Manizales, 2015-01-10]



 

Corporación Aldea Global

Cra 23 # 25 - 61, Oficina 702
Edificio Don Pedro
Manizales, Colombia

+57 316 4828859
comunicaciones@coraldeaglobal.org
info@coraldeaglobal.org
Cra 23 # 25 - 61, Oficina 702
Edificio Don Pedro
Manizales, Colombia

+57 316 4828859
comunicaciones@coraldeaglobal.org
info@coraldeaglobal.org
logotipo bwagency
Desarrollado por